domingo

Remedio casero para el agotamiento

Licor de dátiles
Gracias a su gran contenido energético, los dátiles son un buen remedio contra el agotamiento nervioso, el decaimiento o el crecimiento anómalo de los niños… Además, pueden comerse en abundancia, porque son muy digestivos. Un buen coñac, en su justa medida, también puede ser una buena medicina, por sus propiedades vasodilatadoras. Y la vainilla, por su parte, es un excelente tónico nervioso. El licor de dátiles, por lo tanto, reúne todas estas propiedades, además de ser afrodisíaco, es decir que estimula la sexualidad. Resulta ideal para el agotamiento nervioso, que también tiene mucho de físico.
Ingredientes
20 dátiles sin hueso
1 trozo de palo de vainilla
1 botella de coñac
Preparación
Poner los dátiles y el trozo de vainilla en un tarro grande y terminar de llenarlo con el contenido de la botella de coñac. Taparlo bien, cuidándose de que quede bien cerrado y guardarlo en un lugar fresco y oscuro. Dejarlo entonces macerar durante 40 días, agitándolo cada 2 o 3.
Uso
Tomarlo con moderación al sentirse decaído. Un chupito es una dosis suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada